, ,

Volvemos!

Volvemos!

En las últimas semanas hemos estado dándole vueltas a como empezar con las medidas higiénicas necesarias.

Sois muchas las que habéis empezado a llamar porque ya tenéis nuevas fechas, así que hemos elaborado nuestro protocolo a seguir para poder recibiros a partir del 15 de Junio.

Para vosotros hemos preparado:

 

Gel hidroalcholico

  1. Bolsas para dejar vuestras pertenencias.
  2. Gel hidroalcohólico de manos.
  3. Guantes por si es necesario que toquemos algún género y para las que tenéis que probaros.
  4. Mascarillas quirúrgicas desechables, para pruebas.

Para nosotras:

  1. Os recibiremos con mascarilla y si es preciso porque tengamos que probar y no podamos mantener la distancia de seguridad, también tendremos pantalla facial.
  2. Guantes para las pruebas.
  3. Y para la ropa, una vez que os hayáis probado, una plancha de vapor para higienizar la ropa sin que tenga que salir de probador.

En el local como protocolo de desinfección y seguridad:

  1. Tenemos solución de cloruro de benzalconio para poder desinfectar todo lo que se haya tocada una vez os hayáis ido (suelos, pomos de puerta, timbre, mostradores…)
  2. Hemos colocado bandas en el suelo reduciendo el espacio y evitando el máximo de contacto con las superficies o con los tejidos, y hemos recolocado los mostradores para asegurarnos la distancia mínima de seguridad.
  3. Minimizaremos el tiempo en el local, así que todo aquello que podamos hacer por llamada o videollamada, como son estilismos, presupuestos o resolución de dudas, se realizarán por esta vía.
  4. No cogeremos arreglos. Evitaremos tener en nuestro local prendas de fuera.
  5. Aunque ya antes lo hacíamos, atenderemos exclusivamente CON CITA PREVIA, evitando las citas seguidas y asegurándonos de que seguimos de forma adecuada los tiempos de ventilación y la cuarentena de las prendas y su higienización.
Os esperamos!
, ,

Cambiando el look a un vestido de comunión

Los arreglos o las transformaciones también nos llegan para las princesas de la casa.

En este caso, no hemos hecho el vestido, ni hemos tocado el vestido para nada, pero si que hemos añadido y cambiado algunos aspectos para darle el toque final que la mamá de nuestra peque quería para el vestido de comunión.

Te dejo una foto del vestido original, una mezcla de tules pero sin volumen, algo que queríamos mejorar.

 

Para ello, optamos por hacerle un pequeño cancan que realzara el volumen de la falda y lo vistiera más.

A ver que te parece:

 

Y para darle el toque final, la mamá nos pidió que le cambiasemos la lazada por algo más formal, así que con un raso fino, le cambiamos su lazada original y dejamos el vestido para la comunión así de “kuki”.

 

¿Ves la diferencia del original a como quedó finalmente?

Ya ves que sólo cambiando o añadiendo detalles podrás cambiar el resultado final de la prenda.