,

El pack de regalo para Jan

Quería enseñarte con detalle un pack con el que no vas a fallar si tienes que hacer un regalo a una futura mamá o recién nacido.

Ya sabes, si me conoces, que suelo recomendar para regalo las capas de baño, porque nunca está de más tener una más y porque al personalizarlas le das ese toque especial.

Pero hoy, no es la capa de bebé lo que quiero que veas, sino la posibilidad de hacer un pack útil para cuando la futura mamá salga de casa.

Esta vez el regalo lo hemos completado con:

  • Neceser

Quién no necesita un neceser cuando salimos por ahí con los peques en el bolso del carro?

Guardas las cremas, la árnica o lo que se te ocurra y de esta manera está todo organizado.

  • Cambiador

El cambiador, personalizado con el nombre del bebé, con el interior plastificado para que se pueda limpiar con una toallita o en caso de fuga para que no cale.

Pequeñito y con cierre de clip para que sea fácil de abrir y cerrar.

  • Bolsa organizadora

Fan número uno de las bolsas organizadoras, las sigo llevando para piscina.

Es un detalle que no van a dejar de usar así como así, porque sino por un motivo por otro, durante cuantos años llevas ropa del peque encima? Pues llevala donde sea, pero ordenada en una bolsita.

En ésta también le hemos puesto el nombre para personalizarla, pero recordar que también es muy útil para mamás y papás para la bolsita del hospital incluir el número de día también, así tienen organizado las mudas de los peques por los días que pasan en el hospital ( en otro post os pongo alguna).

 

Lo original de este pack, es la combinación de calaveras con negro.

Ni el negro ni las calaveras eran habituales para niños, pero la moda sorprende cada vez más y de unos años para acá, tanto el color como la imagen de la calavera se han ido haciedo hueco en los armarios de los más pequeños.

¿Te atreves a regalar un pack tan cañero?

, ,

Cambiando el look a un vestido de comunión

Los arreglos o las transformaciones también nos llegan para las princesas de la casa.

En este caso, no hemos hecho el vestido, ni hemos tocado el vestido para nada, pero si que hemos añadido y cambiado algunos aspectos para darle el toque final que la mamá de nuestra peque quería para el vestido de comunión.

Te dejo una foto del vestido original, una mezcla de tules pero sin volumen, algo que queríamos mejorar.

 

Para ello, optamos por hacerle un pequeño cancan que realzara el volumen de la falda y lo vistiera más.

A ver que te parece:

 

Y para darle el toque final, la mamá nos pidió que le cambiasemos la lazada por algo más formal, así que con un raso fino, le cambiamos su lazada original y dejamos el vestido para la comunión así de “kuki”.

 

¿Ves la diferencia del original a como quedó finalmente?

Ya ves que sólo cambiando o añadiendo detalles podrás cambiar el resultado final de la prenda.