Vestido premamá para una dama de honor

Vestido premamá para una dama de honor

 portada vestido premama

¿Estás embarazada, tienes una ocasión especial y no sabes que ponerte?

Cuando te invitan a algún evento, sea del tipo que sea, lo primero que empiezas a preguntarte es que vas a ponerte.

En alguna otro post, ya hablé de lo complejo de encontrar un vestido que nos guste y encaje a nuestro cuerpo como esperamos, porque cuando no es porque tiene demasiado escote, es porque nos va grande en el pecho, es muy ceñido o la imagen que nos devuelve el espejo simplemente no nos gusta.

Pues eso se complica enormemente cuando además de esas cosas, estamos embarazadas y ya no nos podemos poner cualquier vestido, y buscamos un vestido premamá de fiesta.

En algunos casos, al inicio del embarazo y hasta la mitad aproximadamente es muy posible que podamos adaptar cualquier vestido con corte imperio, o si es más nuestro estilo, incluso uno ceñido marcando las primeras curvas que dibuja nuestro cuerpo, puede quedar incluso bonito.

Pero después de la mitad del embarazo o si tenemos mucha barriga ya desde el principio, suele no ser tan fácil.

Hoy quiero enseñaros el vestido de premamá que le hicimos a una “barriguita” que vestía de dama de honor.

Imagínate, si ya cuesta un vestido normal, uno de premamá no te cuento pero si le sumas que eres dama de honor…

El color del vestido ya lo tenían elegido como el resto, así que problema con el tejido no tuvimos, fue nuestra chica quien ya nos lo trajo.

Los modelos que nos traía de referencia eran todos corte imperio. Dudaba entre si arrugar bajo el pecho la pieza de la falda o hacer un pliegue grande que le diera amplitud.

Acabamos decidiendo, hacer un drapeado en la parte del pecho solo en la zona central en sentido vertical, y en la parte de la falda seguir el arrugado también sólo en la parte central.

Aquí te muestro el proceso hasta la primera prueba.

Vestido premama para fiesta Y ésta fue la primera prueba del vestido.

primera prueba vestido premama fiesta

En esta primera prueba, nuestra futura mami, vio demasiado volumen. No le acabó de convencer lo que veía, pero tras la primera prueba y darle las diferentes opciones con las que podíamos trabajar, decidimos quitar drapeado de la zona de la barriga, y repartir un poquito más por todo el contorno el que nos quedara.

Así que realizamos una segunda prueba para afinar.

vestido premama fiesta segunda prueba

Hay que añadir que el tipo de género que elegimos, también influye mucho en la visión final de la prenda.

En este vestido, el género es cien por cien poliéster aunque simule a una gasa, y los acabados no son los mismo que si fuese una gasa. Así que, cuando te hagas algo a medida, ten en cuenta los géneros.

Le pusimos tirante para que pudiese llevar un sujetador normal, por su comodidad. Y como detalle, justo en el canto del tirante, le añadimos un detalle de bies de raso del mismo género del que le hicimos el cinturón. Para darle seguridad en el tirante le introducimos por dentro una goma para que éste quedara seguro.

Te muestro algunas fotos del proceso de finalización del vestido de premamá donde puedes ver el detrás del vestido y cierre con cremallera, como realizamos el bajo a máquina y parte del interior del vestido.

proceso vestido premama fiesta

El cinturón lo ajustamos a su contorno del momento, pero por cualquier cosita, le dejamos unos centímetro de más por si en el último momento sentía que le apretaba por su evolución, que pudiese adaptarlo a la medida que necesitara.

Abrochado con tres botones forrados por detrás y presillas de ropa le daban ese toque elegante que tanto me gusta en los vestidos de fiesta cuando van abrochados de este modo.

Una peculiaridad más que puedo contaros de este vestido, es sobre su largo total.

Para la ceremonia, el largo total del vestido sería el de las imágenes que os enseño, pero nuestra “barriguita” tenia claro que después del evento, se quitaría el tacón para más comodidad y por el dolor de piernas, así que en el forro, le cosimos unos botones, en el bajo del vestido le hicimos una presillas, y en un momento podría acortarlo para estar más cómoda sin que el vestido le barriese el salón de boda.

Aquí te dejo una última prueba que hicimos antes de que se llevara el vestido de viaje, ya que la boda no se celebraba en Málaga.

vestido premama fiesta entrega

Pues ya sabes, si te has visto en esta situación sabrás que no es nada fácil, y si estás pasando por ella, te damos una solución.

Compártelo con otras “barriguitas” que seguro que cerca tienes alguna y déjanos tu “me gusta”, que motiva mucho saber que lo que te cuento, te ha parecido útil.

Deja un comentario